28 de abril de 2008

De este lado de Santo Emiliano y pintas de vino

En Mieres pese a ser tan garrulos y cuenquiles como los que más, se lo tienen muy creído. El otru día un mierense de pro me increpó por airear en esta santa web los «trapos sucios» de la villa. De mano, tengo que confesar que flipé al pensar que Sairutsa tenía detractores más allá de su propia autora, es decir yo, de tarde en tarde. Me propuse sacar a la luz algunas de las triquiñuelas que acontecen en este concejo de mis entretelas que no es otro que Langreo. Pensé y pensé durante un rato. Madre mía, me dije, somos perfectos, somos leyenda. Supongo que algo saldrá en un par de días. Lo mismo empiezo por ese bar que había cerca de casa y que cerraron hace unos meses porque pedías una pinta de vino, te clavaban treinta euros con cincuenta céntimos y de paso te daban un poco de crack.

2 comentarios:

Luisma dijo...

Sairutsa!!!! pero bueno, ¿quién se pué meter contigo? ¿Por qué? Estos de Mieres deben pensase mejor que los de aquí, porque hasta fae poco pensaben que no yeren de la cuenca, pero no amigos… sonlo, y peores tovía que nosotros… o por lo menos, iguales. ¡Cagüen mi manto!!!

Martius dijo...

Ay madre!!! Yo, desde aquí, y en este mismo momento, doy por fundada la Plataforma de Defensa de Sairutsa (PDS), de la que me declaro presidenta, y legataria fideicomisa. Si hay que atacar blog de mierenses, avisa...