21 de mayo de 2008

Hoy

A las ocho y media -en la ducha- me dió por pensar que los ricos están fabricando la crisis con la única intención de joder a los pobres y me puse de mala hostia.
A las diez, ya trabajando, aguanto una chapa considerable de expertos en bla, bla, bla.
A las doce, un compañero me demuestra que ser mala persona puede ensayarse en el día a día.
A las cuatro de la tarde, otro compañero (hoy se están luciendo) hace un comentario racista y nos enzarzamos en una discusión absurda que doy por terminada poniendome los cascos y diciéndole "vete a la mierda, pasa de mi".
Son las cinco. Reconozco que hay días en que, de mano, todo da muchísima pereza. Menos mal que mañana descanso y no pienso despertar de mi letargo hasta el lunes.
Firmado: Puff

PD: Encima no para de llover

1 comentario:

Martius dijo...

Xente ruia...