1 de marzo de 2010

A "Los de La Voz"



Una de las mejores oportunidades que ofrece el ejercicio del periodismo es que permite conocer a personas increíbles. A veces, quien te sorprende es un entrevistado, otras, y juro que puede caber la posibilidad aunque sea muy pequeña, hasta encuentras a algún político comprometido y eficaz que vale la pena. Si bien, para ser sincera, a mí quien más me han sorprendido en estos ocho años de profesión, han sido los compañeros de gremio con los que he tenido que bregar. A ver, y continuemos con la sinceridad, idiotas los hay, como en todos lados. Y a ello añadiríamos que el mundillo periodístico, en concreto, tiene mucho fantasma suelto. Pero por norma general he descubierto colegas con una curiosidad excelsa por las cosas que les rodean, ya sean músicas, imágenes, conflictos o conjuraciones. Con algunos de ellos he aprendido a no dejarme llevar por los prejuicios, a respetar opiniones (sobretodo las de fútbol), a compartir esfuerzos, alabanzas y críticas; a discutir hasta por qué desaparecen los bolígrafos.
Compartir horas de espera, ruedas de prensa, viajes al infinito de las montañas y horas y horas de redacción acaba convirtiendo la presencia de los compañeros en algo tan necesario como satisfactorio.
La injusticia y, ¡como no!, la crisis ha hecho que cuatro colegas de La Voz de Asturias -Isabel, Nacho, Carlos y Sofía- hayan tenido que "abandonar" la casa periodística de las cuencas mineras. La causa de la marcha de estos cuatro compañeros es que el periódico ha sido adquirido por el diario de tirada nacional "Público". El cambio de titularidad de la cabecera asturiana trajo debajo del brazo el despido de la mayoría de la plantilla. La ignominia sobre la que se asentó el proceso de regulación en La Voz de Asturias ha tenido como resultado que decenas de compañeros de profesión con una experiencia y un buen hacer más que probados, se encuentren ahora en la calle, mientras que la pésima gestión de la situación queda impune.
Seguro que Isabel, Nacho, Carlos y Sofía "los de la Voz", no tardan en encontrar otra labor, porque se lo merecen y porque además han demostrado una valentía, eficacia y talento tan grande, que el mundillo no se va a permitir perderlos de vista por mucho tiempo. A ellos cuatro, y a todos los demás "afectados", van estas palabras y un beso.


2 comentarios:

Fernando dijo...

Un poker de ases, jugada ganadora. Un abrazu pa ellos y pa tí, compañeros todos.

Navetu dijo...

MI APOYO

Tenéis mi apoyo, un apoyo condicionado al buen hacer de contar, las verdades sin maquillar, alguno me resulta cara familiar, en las reivindicaciones que no fueron pocas durante mi vida.
Siempre te sientes reconfortado que algún periodista te dedique unas horas para difundir los proble­mas de los ciudadanos, y al día siguiente no te hayan cambiado el mensaje, en aras de los intereses de los poderosos movidos por las ambiciones siempre o casi siempre apadrinadas por don dinero.
Os envido, en vuestra profesión , a vosotros , los que no mentís,a los que nos han contado y no están, a aquellos que han sido asesinados por portar una cámara al hombro, que nos habrían una ventana al mundo tan injusto que nos toca vivir.
Todos no leemos la prensa deportiva, ni la prensa amarilla, la prensa de los cotillos.
Somos muchos los que nos preocupan los problemas de nuestros barrios , de nuestros pueblos.
Todos estáis en el mismo barco, en mi barco, en nuestro barco, el barco de Los Lunes Al Sol
Seguir así sin faltar a la verdad detrás de cada noticia suele haber personas con problemas que en muchos caso sois la correa de trasmisión para que se solucionen por parte de los acomodados, que pagamos todos.

Salud, trabajo y la verdad por bandera