29 de octubre de 2013

...y después


Hace 15 meses, como lo es hoy, la montaña leonesa era mina y los mineros poco más que bandoleros con privilegios a sueldo de una banda terrorista. No lo digo yo. Lo decían las portadas de los periódicos durante las huelgas mineras del verano de 2012. Esas mismas portadas que hoy, y seguro que lo harán todavía mañana, destacan con estridencias el dolor de la familia minera y muestran los llantos de paisanonos grandes como robles que no pueden contener las lágrimas porque, la verdad, es muy difícil contenerlas cuando lo que lloras son compañeros, amigos. ¡Ay pobres, los mineros, es tan duro el trabajo!, dicen las portadas de los periódicos. Los periodistas -de caleya, de asfalto, de alfombra roja, de pasillo y de despacho- aún aguantaremos un par de días más a la puerta del Pozu Emilio del Valle (aunque el tema pasará a páginas interiores). Después nos marcháremos. Y un poco después los 200 (menos 6) trabajadores del Grupo Tablizo volverán a bajar a la fatídica séptima planta a arrancar carbón. Y no descartéis que después, dentro de otros 15 meses, los mineros de la montaña leonesa tengan que volver a salir a cortar carreteras, a llevar sus protestas hasta Madrid y a ser considerados, de nuevo, bandoleros con privilegios, sanguinarios y violentos. Porque las portadas de los periódicos olvidarán el dolor minero casi tan rápido como los mineros tendrán que apretar los dientes y olvidar el miedo que da volver a bajar a la planta séptima.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaría leer un post similar cuando fallezca un obrero de la construcción; van bastantes más de cinco este año...Ojalá todos los trabajadores dolieran igual.

Aitana Castaño dijo...

Anónimo. No has entendido mucho del post. Se lamentan todos los trabajadores muertos por igual. Pero no todos los trabajadores son considerados "terroristas" cuando defienden su trabajo. Y los mineros sí.

zwei arquitectura dijo...

Muy bueno.
Quien no quiera entender será por necedad y/u ofuscación. Yo entiendo que no es un post para comparar profesiones sino para pensar y mantener viva una lucha que, a día de hoy, es totalmente entendible.
Pertenezco al mundo de la construcción; ese mundo lleno de normas y leyes que protegen la Seguridad y Salud de los trabajadores, donde no existen bolsas de gas que puedan terminar con la vida de nadie sino imprudencias de contratas o de los propios trabajadores y donde, en ningún caso, se va a tratar a un trabajador como un "terrorista" por defender su trabajo... ahora bien ¿sabemos defender todos igual de bien nuestro trabajo Anónimo?... yo creo que no. Si tuvieramos el mismo valor y fuerza que hacen los mineros y sus familias otro gallo nos cantaría.
MUCHA VERDAD EN ESTE POST.

maría arce dijo...

Gran verdad, Aitana, según los vientos que soplen... héroes o villanos.
Y bueno, a los ánimos comentadores, yo no le veo ningún sentido a estas comparaciones de verdad. Ojalá nadie muriera en su puesto de trabajo por las condiciones del trabajo. Ojalá nadie tuviera que luchar por su puesto de explotadx.

Anónimo dijo...

Cuando hablaba de trabajadores de la construcción no me refería a arquitectos...No se ha tildado de 'terrorista' al minero por el hecho de serlo sino por lo métodos utilizados y me imagino que si nosotros usáramos los mismos hubieran dicho lo mismo. Y nos morimos igual y no cobramos los mismos sueldos, ni nos jubilamos a la misma edad y nadie se ha preocupado por la crisis del sector más que para criticar a de arriba. Quiero para el resto de sectores la misma solidaridad que tenéis con los mineros y les mismes condiciones.

RUBEN DISCOFIESTA dijo...

Yo taria orgullosu de que me lo llamasen y de ser tan terrorista como ellos. Luchen por lo suyo y por el futuro de les cuenques. Luchaben por un conveniu pa todos por igual En la construccion ni dios movimos un deu. Como queriemos que nos pintase? Pues como pintò

RUBEN DISCOFIESTA dijo...

Yo taria orgullosu de que me lo llamasen y de ser tan terrorista como ellos. Luchen por lo suyo y por el futuro de les cuenques. Luchaben por un conveniu pa todos por igual En la construccion ni dios movimos un deu. Como queriemos que nos pintase? Pues como pintò