16 de febrero de 2006

(Cadáver exquisito): Paso fronterizo

En aquel viaje, cruzamos la frontera al atardecer. El paisaje entre los dos países–un puente "tierra de nadie"–ofrecía una vista magentosa del horizonte y de un hombre sentado mirando al cielo infinito. Los militares nos retuvieron más de la cuenta, y cuando dispusimos camino hacia el interior ya era de noche....

3 comentarios:

Ricardo Candás dijo...

Bueno, ya que nadie se anima a escribir desde hace tiempo, pues me animo yo. Decir nada más que la foto mola. Y ya puestos, una duda. El título de cadaver exquisito tiene alguna relación con la técnica poética de los surrealistas? En caso afirmativo, por qué ese título? En caso negativo, por qué ese título?

Aitana dijo...

Si el título tiene algo que ver con algo es con la técnica poética de los surrealistas. Aunque cambiada, pretendía que os animarais a seguir el relato.

Eli dijo...

... las estrellas apuntalaban el cielo, que, como un telón iridiscente se sumó a aquella comedia que pronto y en nuestra contra íbamos a representar. Nos pidieron el pasaporte y desplegué mi sonrisa más falsa y más pícara, con la vana esperanza de distraer su atención y que no hurgasen en el maletero...