18 de noviembre de 2006

Realidad y/o Ficción

Cuando era pequeña y jugaba a «V» tenía tendencia a elegir ser Mike Donovan, el jefe de la resistencia. Esa inclinación mía por ser el machote del percal no estaba reñida con las simpatías intrínsecas del resto del grupo que divertía sus tardes veraniegas en El Redondal. Mi primo Juanma siempre quería ser «Dayana», la mala, y a Mariquina le imponíamos el rol de Elizabeth, la nena «lagartumana» (suena a lagarterana, me gusta).
La elección del papel que representaras a la hora de jugar a las series en el Molinu era importantísimo y de él dependía que estuvieras media tarde encerrada en casa porque «los lagartos no te pueden pillar ya que eres la salvación de la raza humana» –que se lo pregunten a Mariquina. O que te pasases media mañana eludiendo los piedrazos de los invasores lagartos, que me lo digan a mi.
Si la serie a emular era «Corrupción en Miami» la cosa cambiaba. La pregunta no era ¿Quién quieres ser?, más bien la custión se encuadraba en: ¿Cómo te vas a vestir?. En el Molinu, el juego de la famosa serie de Don Johnson consistía, simplemente, en lanzarte al río vestido como si las heladas aguas de un riachuelo llanisco fuesen igual que las de una piscina de Florida.
Con el paso de los años no dejamos de jugar a la ficción, simplemente cambiamos de género y nos pasamos al cine. Como Juanma era el mayor, y además era «Dayana», él era el encargado de elegir el título a representar. Durante largos meses preparamos, en la cuadra de mi tío Daniel, el estreno de «Tacones Lejanos». Juanma era Marisa Paredes, Victoria Abril y Miguel Bosé, todos a la vez. Mariquina era Miriam Díaz Aroca y yo era la doble de los tres personajes de Juanma cuando coincidían dos en un mismo plano. Aún recuerdo el número musical de mi primo: «y entenderásssss....en un solo momento....qué significa....un año de amorrrr, qué significaaaa...un año de amor». Él cantaba y cuando Marisa Paredes se agachaba a besar las tablas del teatro era yo la que entraba en escena, como doble de Juanma, y besaba el suelo de la cuadra. ¡Qué tiempos!

6 comentarios:

María dijo...

Doi fé de ello!
Me utilizaban vilmente por ser la pequeña de la tribu, me usaban de conejillo de indias,...un día durante el rodaje de "Tacones lejanos", yo hacía de portera y cogimos las llaves del tractor para hacer la portería como más profesional.Cuando terminamos se nos olvidó poner la llaves en su sitio y por supuesto donde las habíamos dejado.El tío Daniel casi nos mata...al final tras una larga búsqueda aparecieron, de no haber sido así aquel día en El Molinu se hubiera rodao "La Matanza de Texas" protagonizada por Daniel Borbolla.

Madre dijo...

Pero jamia, que comes desde que te fuiste, de la casa de tus progenitores?.A ver si volvemos a las buenas costumbres culinarias y empezamos a practicar la dieta mediterránea y nos dejamos de tonterias..... Besos

manolin dijo...

aitana estas loquisima!!!jejejeje.reime muchu,probuca de maria,seguru q haciais escarnios con ella.reime muchu cola historia del molinu de hoy,jejeje.un besin pa ti(y otru mu fuerte pa maria y pa tu ma)

Ricardo Candás dijo...

A mi la carne tan poco hecha no me gusta...

Martius dijo...

Mientras no te de por comer humanos... jeje. Otro día a ver si nos relatas la anécdota de cuando hacías de timbre en el juego de los maestros. Es mi favoritassss.

barbara la barbacoa dijo...

holaaaaa!!! que asquito de foto eh!!!
Por aqui genial todo... soy muy feliz... en cuanto a la somali, como que no entendia mucho de tecnologias y le mande un mail para quedra y aun no me conesto.... creo que no habra reportaje... y dont worry aqui me tratan muy bien... solo tengo queja de los precios buf... que tal todo por ahi? Muchos ebsitos a todos