5 de diciembre de 2006

Sin puente, sin nieve o todo lo contrario

Escuchas la radio. Las elecciones de un país que huele a petróleo son más importantes que medio mundo que se muere de hambre. Un ruso mata a otro con un veneno que tiene nombre de polaco mal dicho. Después viene un tercero que fue presidente de éste al que a veces llamo mi país y suelta por esa boca con pelos que tiene, algún improperio que sin aludirme a mí me afecta porque me ofende -que estoy últimamente muy intratable-. Llueve donde el agua hace daño. El sol alumbra donde no se le necesita. Y las elecciones a la vuelta de la esquina. Hace frío. Pero no demasiado "para ser diciembre". Un telediario abre con la noticia de que los esquiadores no podrán iniciar la temporada en el Puente de la Constitución. Preguntas que me hago a mi misma cuando veo que la información sobre esquí llena las páginas, las imágenes y los sonidos de los medios de comunicación españoles: ¿Pero cuánta gente esquía en este país? ¿Cuarenta millones?. ¿Soy la única a la que no le interesa la cota de nieve en Pirineos porque no fue a Pirineos en su vida y porque no tengo pensado ir -a esquiar- en los próximos veinte años?. ¿El telediario lo edita Blanca Fernández Ochoa?.

1 comentario:

Ricardo Candás dijo...

100% de acuerdo contigo...