25 de febrero de 2007

El Chigre de la Sábana Santa (y III)


«Chany Torrer, Secades y Fonseca han perdido la poca inocencia que les quedaba tras el asesinato en Camponá de quiennopuedesernombrado. Silbando para disimular, los tres cogieron la línea camín de Pola de Laviana. Saben que el primer sitio donde se les va a buscar son las sidrerías, así que se van "de vinos", que es la manera fina de decir que van a tomar unes pintes. Buscando buscando lleguen a La Tropy, otrora casina y Tropical, en la actualidad polesa y sita en la Calle de Atrás. Asombrados por el nuevo apócope del bar y ensutiasmados con el Ribeiro que vende Dioni le confiesan al chigrero el delito que acaban de cometer a orillas del Río Nalón. Dioni se pone serio. Como el paisano tiene bastante práctica en el tema de semblantes graves logra acojonar a Chany Torrer. Secades y Fonseca están demasiado borrachos y se descojonan. De repente surgen de la zona de los baños dos sombras, son Carnero y Morala dos fugaos de la justicia echados al monte que sobreviven en Peñamea y que de cuando en cuando se pasan por la Tropy a disfrutar del embutido. Secades, Fonseca, Carnero y Morala empiecen a contase batallines. Que si yo tuve un día en Gijón con los de la naval y paselo de cine. Que que va, que lo bueno era el orujo de los mineros en les barricaes de Ciañu. Que que faes tú por aquí con lo bueno que ye el airín del Cerro. Que si yo quemé un cajetín de tráfico y peguei a un policía. Que si eso no ye na que yo maté a un líder sindical... Mientres tanto Chany durmiose y como tenía frío tapose con la sábana de Secades. La mujer del Dioni que lu vió salió pa fuera cogió el pañolón y metiólu en la lavadora mientras mascullaba en gallego-casín: «¡Ay, mio nena! Estos homes son daqué roínos».

2 comentarios:

Casimiro Palacios dijo...

Diba subiendo por les Cases de Arriba y escuche esti cantar a un rapaz que curiaba dos caballos:
"Allá riba, en la figar de Ruben,
comiendo figos como gochos
pasen los misiles a diez metros."
Que paz y que sosiegu, oye.

Fernando dijo...

vuelta a la carga, reconozco en esta tercera entrega, mas entrega, valga de redundancia, Channy esta echau a perder, nu tien caracter, mira que ir a parar al chigre justo al lau de la santa sede de izquierda undida, en fin, que podemos esperar de estos personajes.