27 de julio de 2008

Confesiones de una plumilla

Domingo por la mañana. Bar Casablanca. Mieres del Camino. Día de mercado. Café mañanero y espabilón:

Señor con peluquín -¡Menos mal que el periódico trae una verdad por una vez en la vida!

Señora dueña del Bar Casablanca - ¿Qué pon?

Señor con peluquín -Que Lina Morgan tuvo en Oviedo, vila yo, no te jode...

Yo (para mis adentros) -Hay sábados que paez que una trabaya en balde.

1 comentario:

monica dijo...

ya te digo...