12 de noviembre de 2008

De "alteregos" y decisiones

El otro día le escuché decir a un amigo que quería ser su propio alter ego. Me dió por pensar qué podía estar haciendo la mía en esos momentos. De repente empezaron a aparecer en mis ensoñaciones palmeras caribeñas, "cafeses" parisinos y novelas de misterio que nunca se acaban. Me entró una rabia por dentro de aúpa. Vamos que fue salir del trance y empezar a odiar a mi alterego. ¡Dios.....! ¿Por qué ella sí y yo no?. Y para cerrar el círculo he de deciros que esta semana he tenido que tomar una decisión laboral que casi me convierte en una tercer alterego mía, que no es ni la que suscribe ni la que pienso, si no otra. Vaya lío.

8 comentarios:

Juan Plaza dijo...

Ya te vale, ya te vale. ¿Pero yo con cuál vivo?

Luisma dijo...

¿Qué decisión? Soy un poco cotilla...

Aitana dijo...

Paradójicamente, vives con las tres o más...

Aitana dijo...

Luisma, que te lo cuente Juan

Vero dijo...

Vaya lio q te armas tu sola

Fernando dijo...

Tres eran tres las hijas de Flora, tres eran tres....y cada uno que termine como pueda

Roberto dijo...

yo mi me conmigo

Luis Sevilla dijo...

Me dejas de piedra.