28 de noviembre de 2008

De premios, menciones y amores

Amigos, kamikaces, malabaristas, políticos, purrusaldos todos: Llamáronme ayer pa decime que esti relato que os adjunto había recibido la mención honorífica en el Concurso de Microrrelatos Mineros "Manuel Nevado Madrid". El pecho se me hinchó (después volvió a su estado natural, o sea, una noventa cortina) y me alegré mucho. Sobretodo porque en mi casa, Nevado y su familia son, desde siempre, personas muy queridas. Aquí os dejo el microcuentu, dedicáu, eso sí, al mio Xuan y a su amor correspondido.

"El Daglas"

Sufría por verle desnudo, cubierto de una pátina de carbón, mientras el resto de compañeros hacía bromas en las duchas. Quería besarle y limpiarle, con delicadeza, la línea negra que le quedaba en los ojos porque nunca tenía tiempo para pararse a quitarla. Ernesto, que iba para cura, dejó el seminario y entró en la mina para estar al lado de Joaquín, que era también "El Paletu" por parte de madre y "El Daglas" por su parecido con el actor. Y así estuvo, cinco, diez, quince años…Fue el padrino de su boda, aguantó estoicamente la temporada que al otro le dio por ir de burdeles. "Ernestín, cagondiós, ven conmigo, que no se entera nadie"; y lo abrazó fuerte la tarde que, en el embarque, les sorprendió una ración de grisú que casi no cuentan. "¿Qué se te perdió a ti en Alemania, Ernestín, no me jodas?", le replicó pocas horas después en la barra de Casa Miguelo. "En Alemania nada, pero como siga aquí mirándote a los ojos acabaré perdiendo la cabeza", pensó mientras bebía la última caciplá a su lado. No hubo más palabras. Un billete de autobús le dejó en la Zentraler Omnibusbahnhof. Lo primero que vió fue el cartel del último estreno cinematográfico: " There was a Crooked Man…", protagonizado por Henry Fonda y Kirk Douglas.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

FELICIDADESSSSSSSSS.....cuando pienso en les mis sobrines, (puedo hacelo por que solo tengo dos) siempre me vienen a la memoria dos coses, Maria con gafes y siempre enamorada, ella nacio asi, y Aitana subiendo las escaleras mecanicas de la estacion de buses de Madrid a recogeme,como que hubiese nacido en plena castellana, llevaba 2 escasos meses, en la capital, ella tambien nacio asi, sin gafas,enamorada y pelin artista.
P.D.... a recoger el premio planeta me apunto, porfa enchufame pa ya ehhhh........ te quiero mucho

Fernando dijo...

¡AY Grande!...y eso que el cuentu ye piquiñin, esperemos que el premiu sea grande

Ricardo dijo...

Enhorabuena! Espero que este premio te anime a seguir presentándote a cosucas que ya ves que dentro de ti hay madera.

Xurde dijo...

Primero, felicidades, segundo, más felicidades.
Yo apúntome con la prima a recoger el planeta... y prepárate como nos de por ir a todos, que "Machaca" ya me llamó pa ver por donde queda lo de los premios. Un besu Aita.

Casimiro Palacios dijo...

Enhorabuena, Aitana. Aunque la gente piense que el microrrelato es fácil, tú ya sabes lo que cuesta. Felicidades por el maravilloso y tierno relato.

Roberto dijo...

¡norabuena!... muy muy guapu y profundu... como la mina.

zahira dijo...

¡Enhorabuena, Aitana!

Anónimo dijo...

Felicidades Aiti, ye preciosu el cuentu, pero yo que soy tu madre que voy a decir.. siempre se te dieron bien los relatos sobre la mina, y me acuerdo de aquel primeru que hiciste en el taller de Les Filanderes, qye dio Benigno Delmiro, esi cuentu leilu yo en Bruxelas en el Centro Asturianu y emocionomé al leelu, todavia suelto alguna

lagrimina si lu leo ahora. Pa los que no lu conoceis voy a ponelu. Besos pa los dos. Flora
No debería haber teléfonos en el hogar de un minero

Marisa no tuvo que levantar el auricular para saber lo que le iban a decir al otro lado del hilo telefónico: eran las cuatro menos diez de la madrugada y Jaime estaba en el pozu... pero lo levantó.
-Marisa, oye mira que soy Serafín, ¿tas bien?, vete a buscar a la mi muyer, nun tes sola, ye que mira... Marisa oye dime algo...
Marisa colgó el teléfono sin decir nada, arropó a Jacobo que dormía en la cuna y comenzó a llorar. Al poco, sonó el timbre. Eran las vecinas. Ellas tampoco dijeron nada.

Irma dijo...

Enhorabuena Aitana!

Anónimo dijo...

Aita: Me encanta el microrrelato tanto el la forma como en el contenido. Yes una artista. Aunque lo tuyo ye escribir a diario, sería estupendo que nos siguieras obsequiando de vez en cuando con regalos como éste, que buena falta nos fai. Gracies y un besu fuerte de tu familia de la diáspora.

Willy dijo...

Felicidades.El cervantes ya está más cerca.

Anónimo dijo...

Esta guaja ye la mejor y llegará muy lejos en todo lo que se proponga en vena artística o trabayaora. Por eso lleva siempre prendida la mirada, desde la eternidad, de aquel Rafael Alberti que la mirara por última vez cuando se exiliaba de España... por entonces sólo era una Sierra..., después un nombre y ahora una creadora... (¿pa cuándo un librín enteru con microrrelatos mineros?).