25 de enero de 2007

De nieves y otras coyunturas ferroviarias

Ha nevado. ¡Los esquiadores de España están de enhorabuena!. Yo que no soy esquiadora –bueno hoy lo fuí por unos minutos mientras intentaba bajar el Parque de San Francisco– me alegro por la nevada a ratos. Cuando estoy en casa, arropada por la manta azul del Economato de Hunosa, me alegro. Cuando amago con resbalar en lo alto del citado parque para acabar en Lugones, pues ya no me presta tanto que queréis que sus diga. Arropados como vamos por la calle para cubrirnos de estos fríos polares que nos acechan parecemos todos «jarraichus». A mí, cuando me veo de refilón en un escaparate, hasta me entren ganes de quemar un cajero, aunque solo sea para calentar las manos. El mini-invierno que padecemos se acaba de aquí al domingo. Confiaba en pirar un día de trabajo, en plan llamar al jefe y decir: «Meca, como vivo en un pueblín, estoy encerrada por la nieve, y no tenemos quitanieves y tengo que encender la cocina de carbón y ponerme a picar leña y cazar algún animal para subsistir». Entre que yo siempre fuí muy de fomentar los mitos de la cuenca minera –esos que dicen que tamos sin cepillar del todo– y que ahora laboro en la capital del regino astur donde todo huele a pulcritud y alevosía igual colaba y todo. Pero Renfe insiste en que todos los trenes circulen bien y lleguen a tiempo. Va tener razón un paisano del que me hice colega hoy en el tren: «La culpa ye toda del capitalismu».

4 comentarios:

Ricardo candás dijo...

Con tolos respetos a tu estética jarraichachi, tengo que decirte que pareces más a un personaje de South Park ;)

lacheli dijo...

pues a mí prestome bastante que nevara, porque en Laviana nevó enforma, aunque reconozco que a veces resulta un tanto incómodo. Ayer fuimos a patear por la nieve y me pegué un buchante con el xielu considerable, menos mal que la nieve taba blandina...

Marcos dijo...

Pues por aquí, por el centro, no ha caído nada. Solamente unos copos para ponernos, ponerme, los dientes más largos. Con lo que me gusta a mí la nieve. Yo iba pa hombre del tiempo. Y con todo lo que ha caído, hoy me entero de que se suspende la carrera Pirena 2007 por falta de nieve. Que alguien me lo explique... Besos desde Madrid. Te sigo leyendo :-)

Fernando dijo...

Nieva...sin nevar en mi