12 de enero de 2007

Mi vida sin Langreo



Rapazos y rapazas: Dos días llevo laborando en la capital del regino astur. Aún me encuentro un poco cohíbida (no vale reírse), pero la cosa parece marchar bien. En este par de jornadas laborales he escrito sobre: un atraco a punta de pistola, las Mocedades Socialistas –lo paradójico es que la noticia trataba del Consorcio (de transportes)–, Gabino de Lorenzo, la Asociación Colombófila de Asturias (tuve que corregir que primer había escrito Colombofílica) y la.....(bueno, ¡basta ya!, gastaros un euro en el periódico payos que con lo poco que cobramos como para que la empresa tenga pérdidas).

4 comentarios:

Ricardo Candás dijo...

Te deseo mucha suerte por la muy noble y leal a la par que capitalina ciudad de Oviedo, tengo que decir que el otro día estuve en una cafetería de Sama y me puse a buscar alguna noticia tuya por LNE de Las Cuencas. Ya ves, lo que hace la rutina. No obstante, seguro que hay ya gente tomándose su café con leche, mojando un cruasán torpemente en él para llevárselo a la boca de aliento a tabaco, pingando asi gotas sobre las primeras páginas de la LNE edición Oviedo, entre el bullicio mañanero de alguna cafetería, para comenzar de seguido a leer tus palabras. Quién sabe, puede ser el comienzo de una rutina.

La susodicha dijo...

Pero que poetas sus ponéis los Candás-Felgueroso....

Anónimo dijo...

¡¡Mio nena!!, nun te heches a perder, que en la capital hay muncho malaje...y en esi furacu onde trabayes...nun te digo na, que luego to se sabe.

lacheli dijo...

supongo que los primeros días son los peores, por eso de romper el hielo, pero seguro que te vas a encontrar muy bien..qué remediu no?.
Besos