10 de enero de 2007

Viaje con nosotros

Ha llegado el momento. Me voy a la «gran ciudad»: a Oviedo. El objetivo primero es trabajar, o por lo menos amagar que hago algo para que los dueños del cotarro se crean que me merezco el dinero que me dan –como no hay contrato fiable de por medio no lo podemos llamar .....¿cómo se dice eso que antes tenían nuestros padres..? Si, hombre eso que les daban al mes....En la punta de la lengua lo tengo....¡Ah!, ya, la nómina–.
Dejo la cuenca minera, por unas horas al día, para buscarme el sustento más allá de Tudela Veguín. Después de hacer una comprobación «apriorística», puedo estar tranquila: No hay dragones.
Detrás de este cambio de emplazamiento quedan cinco años de reportajes, artículos, notas, breves, entrevistas, sueltos, titulares y sumarios sobre fondos mineros, planes de reactivación de las comarcas mineras, sindicatos mineros y un sinfín de siglas absurdas que incluyen la palabra mineros. Cambio a «Estherdíaz» por Gabino, a Armando Palacio Valdés por Leopoldo Alas Clarín, al pantano de Tanes por la Gabinona, al mercado de los «lunnies» de Sama por El Fontán, el «cagunmimanto, calla la boca» por el «chitón». Lo mismo hasta gano en anédcotas. Nunca se sabe.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bienvenida Aitana, a ver si coincidimos un día de estos en cualquier rueda de prensa uvieína (la prima de Xuanín)

lacheli dijo...

Bueno nena con el arte que tienes da igual donde te "pongan", dentro de 1 mes tienes a Gabino comiendo en tu mano y ya te conocerán toles paisanes de los puestos del Fontán. Besos y suerte en la Gran Ciudad.

conchi ( la tia) dijo...

..........Si cuando tu naciste ya lo dijo la comadrona "ESTA VA A SER PERIODISTA"...
Lo que no sabia ella era que serias el azote de politicos y gentes de "buen vivir" por los oviedos de nuestras entretelas.
Donde estes se tu misma,y asi por lo menos nunca te defraudaras...
Mil besos